Los humanos son mortales. También lo son las ideas. Una idea necesita propagarse tanto como una planta necesita ser regada. De lo contrario, ambas se marchitan y mueren.

~ BR Ambedkar